1-0: Victoria trabajada

El Espanyol sumó la segunda victoria de la temporada tras derrotar al Almería gracias a un gol de Callejón al inicio de la segunda mitad. El conjunto blanquiazul volvió a demostrar que es un adversario temible en su estadio y que los rivales van a tener muy difícil sacar algo positivo de Cornellà-El Prat.

El Espanyol se topó con un adversario muy bien plantado y que desde el inicio frenó las acometidas locales. El conjunto de Mauricio Pochettino le puso más ganas y se mostró más ambicioso que su rival. El Almería no quiso acercarse mucho al área contraria y su principal objetivo fue parar el ritmo del partido y evitar que los espanyolistas se sintieran cómodos.

El planteamiento de Lillo, bastante conservador, incomodó bastante a los jugadores blanquiazules, que no han estado tan precisos como en anteriores ocasiones. El Almería daba por bueno mantener su portería a cero, mientras que el Espanyol intentaba encontrar alguna fisura en la zaga visitante.

El partido cambió radicalmente en los compases finales. Después de una caída en el área de Callejón, se comenzaron a suceder las oportunidades. Kameni, muy atento, atrapó un remate en el área pequeña de Piatti. Iván Alonso, hoy de delantero centro, respondió con un buen disparo desde la frontal, que despejó Diego Alves.

De nuevo, Kameni se tuvo que lucir para rechazar a córner un remate peligroso de Bernardello. Callejón cogió el relevo del jugador almeriense y se convirtió en el protagonista de los compases finales con dos tiros lejanos que pusieron en aprietos al guardameta visitante. El Espanyol, en los últimos minutos de la primera parte, pareció sentirse más a gusto y tuvo más llegada al área contraria.

Las buenas sensaciones transmitidas en el tramo final del primer acto se confirmaron al poco de la reanudación. En la primera aproximación a la meta visitante, Callejón aprovechó un centro para lograr el primer tanto de la tarde. La alegría podría haber sido mayor si Sergio García hubiese aprovechado un buen pase de Luis García desde el costado derecho.

El Espanyol continuó dominando y supo controlar a su rival y, en especial, a Crusat y Piatti, que intentaron sorprender con su velocidad. El argentino remató de cabeza al palo aunque en posición ilegal y Víctor Ruiz envió un despeje a córner que por poco no se coló en la portería de Kameni.

Callejón se empeñó en que Diego Alves no tuviese una tarde tranquila y lo volvió a probar desde la larga distancia. El portero del Almería, esta vez, sí atinó a despejar. Los de Pochettino se esforzaron hasta el final para amarrar la segunda victoria de la temporada. Y lo consiguieron gracias a su seriedad y a su lucha hasta el último suspiro.

Fuente:RCDEspanyol

You May Also Like

About the Author: Javier Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.