El Deportivo se va a segunda

Nadie podía pronosticar lo que ayer pasaría en Riazor. Todo estaba preparado para que el Deportivo aguantase el tipo frente al Valencia y, como viene siendo habitual en los blanquiazules, fuese capaz de crecerse ante la presión, y marcar los goles necesarios para mantenerse en primera división. Pero no fue así.

Silencio sepulcral en el terreno de juego cuando en el minuto 4 Aduriz perfora la red deportivista prematuramente, y destroza a los miles de aficionados que abarrotaron riazor para apoyar a su equipo en la noche de ayer, sin duda la más fatídica desde hace mucho tiempo para el fútbol gallego. Las jugadas se suceden, oportunidades sobran al Deportivo, pero ninguna de ellas consigue convertirse en gol. Los jugadores, desesperados, caen al suelo abatidos tras cada posibilidad de tanto que no entra, y poco a poco el ánimo va decayendo hasta que, ya en el minuto 94, Soldado sentencia a un año en el Infierno al Deportivo con un tanto que pone el punto y final a un buen encuentro para el Valencia.

Ya hay quien dice que el Deportivo no se merecía eso. Objetivamente, hay que reconocer que no han firmado su mejor temporada, pero al mismo tiempo es de justicia comentar que cada partido que podía beneficiarles no lo ha hecho, y que las cosas han estado muy ajustadas en las últimas jornadas por la parte baja de la tabla. Pero no pudo ser, y ahora sólo queda aprender de los errores y desear al Deportivo un rápido regreso a la división que durante mucho años le ha sido propia, y en la que incluso ganaron una liga. Y con eso nos quedamos.

You May Also Like

About the Author: Jesús Madariaga

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.