Empate entre el Real Madrid y el Barcelona

Con un fútbol bastante comedido, el partido más esperado de los últimos días, el primer gran clásico entre Real Madrid y Barcelona, nos ha dejado a todos un tanto desilusionados, tras un resultado de empate con goles de penalti en primer lugar de Messi, y en segundo de Cristiano Ronaldo.

Con el conjunto blaugrana dominando en los primeros 45 minutos, y casi diría que también la segunda mitad, el gran toque y agilidad que les es propio se mostró, pero sin estar el equipo tan cómodo como suele ser ya habitual. Y es que el Madrid supo cerrar filas muy bien, y estuvo capacitado para crear auténtico peligro al contragolpe, en un estilo de juego que puso en algún que otro aprieto a los culés, pero que hizo el partido lento y denso. Entre los puntos que merece la pena destacar está no sólo las dificultades del Barcelona para abrirse paso hasta la meta rival, sino que también debería destacarse el durísimo juego de los blancos, en un partido lleno de faltas, que muy lejos estuvo del concepto de deportividad. Como detalle final de la primera parte, un Villa entre víctima y verdugo cae dentro del área, y surgen dudas sobre si se ha tirado, o si realmente se trata de una falta; sin embargo, el colegiado no vio nada, con lo que todo quedó en una anécdota.

Los penaltis, transformados en la segunda mitad, despiertan polémica y deslucen un partido que, si bien no estuvo exento de algunar oportunidades (como un disparo de Xavi al larguero), dejó con un sabor agridulce a todos, con un nivel de fútbol por debajo de las expectativas.

You May Also Like

About the Author: Jesús Madariaga

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.